Los splits de las acciones

image_pdfimage_print

Recientemente, varias empresas tecnológicas han anunciado que van a llevar a cabo una operación de split o desdoblamiento de sus acciones en circulación como es el caso, por ejemplo, de Alphabet, Amazon o Tesla, los cuales están previstos que se realicen a lo largo de 2022.

Atendiendo a la cantidad de este tipo de operaciones que se están dando y, sobre todo, a las empresas que los están ejecutando, podemos afirmar que los splits están de actualidad.

Según la Guía Financiera de Edufinet1, los splits son operaciones a través de las cuales una empresa cotizada en bolsa aumenta “el número de acciones dividiendo el valor nominal de las antiguas por un número fijo, de tal modo que los accionistas conserven el mismo porcentaje de participación en la sociedad y a la vez incrementen el número de títulos que poseen”.

No obstante, también existe la operación inversa que recibe el nombre de contrasplit, y que consiste en que el valor nominal de las acciones antiguas se multiplica por un número fijo con el objetivo de reducir el número de acciones en circulación.

Tras un split, los accionistas conservan el mismo porcentaje de participación en la sociedad, aunque esta operación no tiene efectos financieros sobre su inversión, del mismo modo que este tipo de operaciones tampoco los tiene sobre la situación financiera de la empresa que los lleva a cabo.

Veámoslo con un ejemplo:

La empresa XYZ, que cotiza en bolsa, tiene 1.000.000 de acciones en circulación con un valor nominal2 de 1€ por acción cada una, y se está planteando realizar un split para duplicar el número de acciones a 2.000.000.

Desde el punto de vista de la empresa, esta operación quedaría de la siguiente manera:

Valor nominal (VN) Número de acciones (N. Accs.) Capital (= VN x N. Accs.)
Antes del split 1 € 1.000.000 1.000.000 €
Después del split 0,5 € 2.000.000 1.000.000 €

Como se puede observar, para duplicar el número de acciones y mantener el capital inalterado, lo que debe modificarse es el valor nominal de cada acción, que en este caso se divide por 2. Pero esto, en definitiva, no tiene ningún efecto sobre el capital de la empresa.

¿Qué ocurre desde el punto de vista de un inversor en la empresa XYZ?

Supongamos que antes del split, un inversor poseía el 1% de las acciones en circulación, o lo que es lo mismo, 10.000 acciones con un valor nominal de 10.000 euros.

Tras el split, este inversor pasará a tener 20.000 acciones con un valor nominal de 10.000 euros, manteniéndose su porcentaje de propiedad sobre la empresa en el 1%.

Si no hay ningún efecto financiero ni sobre la empresa ni sobre los inversores, entonces, ¿cuál es el motivo que lleva a una empresa a desdoblar sus acciones? Aquí no hay una respuesta clara, sino un conjunto de razones que, puestas en común, pueden dar sentido a este tipo de operaciones.

La primera razón tiene que ver con las apariencias. Para un inversor común o para el gran público, una empresa cuyas acciones cotizan a 1.000 euros por acción puede parecer más “cara” que otra cotizando a 100 euros por acción. Sin embargo, en realidad esto no tiene nada que ver con cómo de cara está, puesto que lo importante es la trayectoria y las perspectivas de futuro de la empresa. No obstante, un desdoblamiento de acciones provoca que el precio por acción se reduzca en consonancia con el número de nuevas acciones.

Pongamos como ejemplo el caso de Apple, empresa que llevó a cabo un desdoblamiento de acciones el 28 de agosto de 2020 de 4 acciones nuevas por cada 1 emitida. Esta operación se diseñó para que se produjera una vez el mercado cerrase el viernes 28 y fuese efectiva al inicio de la negociación del lunes 31 de agosto. Los datos de la operación fueron los siguientes:

  • Cotización de cierre del viernes 28 de agosto: 494,68 dólares por acción.
  • Cotización de cierre del lunes 31 de agosto de 20203: 127,87 dólares por acción.

Como se puede observar, el precio de cierre del lunes es aproximadamente el resultado de dividir entre cuatro el precio de cierre del viernes4.

Otra razón que se podría argumentar tiene que ver con la liquidez de las acciones en el mercado, la cual a la empresa le interesa que se incremente para que el precio de mercado sea más eficiente. Si el precio por acción es bajo, significa que automáticamente más inversores podrán acceder a comprar acciones de la empresa, lo que impulsará la liquidez de la misma.

Además, que haya una mayor liquidez favorece a las empresas que están llevando a cabo programas de recompras de acciones, ya que facilita que este proceso sea más eficiente, dado que un programa de este tipo requiere comprar grandes cantidades de acciones, para lo cual es necesario que haya liquidez suficiente a efectos de que no afecte a la cotización.

Y, como última motivación, se podría citar el marketing. Al fin y al cabo, una empresa que lleva a cabo un split para hacer más asequibles sus acciones está lanzando el mensaje implícito de que estas son algo exclusivo, y que, además, han tenido un buen desempeño en el pasado.

Atribución: Foto de mercado de valores creado por rawpixel.com – www.freepik.es


[1] “¿Es siempre fijo el número de acciones de una sociedad?”, Guía Financiera Edufinet, 6ª ed., Thomson Reuters Aranzadi, 2018, pág. 228.

[2] El valor nominal de una acción se define como “el importe del capital de la sociedad que representa cada acción”. Guía Financiera Edufinet, op. cit., pág. 228.

[3] Datos extraídos de Yahoo Finanzas. Fecha de la consulta: 6 de abril de 2022.

[4] No coincide exactamente debido a que el lunes 31 de agosto la acción subió.

¿Quieres escribir en nuestro blog?

Estamos abiertos a colaboraciones, cualquier artículo que se quiera publicar nos lo pueden enviar a contacto@edufinet.com.

Los autores seleccionados recibirán un obsequio