Los bonos verdes en 2019 (1ª parte)

image_pdf

No se puede obviar que las finanzas sostenibles están de moda y, en consecuencia, los productos financieros etiquetados como verdes, como, por ejemplo, los bonos verdes, también. Pero, ¿qué son los bonos verdes?

En una serie de dos artículos se expondrán diversos aspectos acerca de los bonos verdes; en esta primera parte nos centraremos en la evolución de los mismos por regiones y por el tipo de emisor. En la segunda parte se abordarán los sectores a los que se dirigen los fondos captados mediante la emisión de bonos verdes.

En 2019 la emisión de bonos verdes alcanzó una nueva cifra récord mundial: nada más y nada menos que 257 mil millones de dólares. Esta cifra representa un crecimiento del 51% con respecto a la de 2018 (170 mil millones de dólares), como podemos ver en la Imagen 1, y una cifra seis veces superior a la de 2015 (42 mil millones de dólares).

Imagen 1. Emisión de bonos verdes desde 2017 a 2019 y su composición

Fuente: climatebonds.net.

El volumen de 2019 fue liderado por el mercado europeo, que emitió un 45% del total, seguido por el mercado de Asia-Pacífico, con un 25%, y el mercado norteamericano, con un 23%. El mercado europeo incrementó su emisión un 74% (o 49,5 mil millones de dólares), lo que significó una emisión total de 116 mil millones de dólares.

Aun así, Estados Unidos, China y Francia siguen liderando otro año más el ranking de mayores emisores, como podemos ver en la imagen 2, ya que juntos engloban el 44% de la emisión total de 2019. Estados Unidos contribuyó con una emisión 51 mil millones de dólares, mientras que China emitió 31 mil millones de dólares y Francia 30 mil millones. España se encuentra en la décima posición a nivel mundial, todavía por debajo de los 10 mil millones de dólares de emisión, pero con unas expectativas de seguir creciendo con la primera emisión del Tesoro en 2020.

Imagen 2. Ranking de países por emisión de bonos verdes en 2019.

Fuente: climatebonds.net.

En 2019 ocho países se sumaron a la emisión de bonos verdes, que fueron los siguientes: Barbados, Rusia, Kenia, Panamá, Grecia, Ucrania, Ecuador y Arabia Saudí. Este último debutó con un bono de mil millones de dólares, emitido por el Banco Islámico de Desarrollo para invertir en energía renovable y en la eficiencia energética de edificios.

El mercado está experimentando y viviendo una diversificación geográfica, dando la bienvenida a los mercados emergentes; en 2019 se contabilizaron 1.788 bonos verdes procedentes de 496 emisores, de los cuales, 250 fueron de nueva emisión (67 mil millones de dólares), lo que representa un 23% del total.

Pero, ¿qué actores se colocan en el “top 3” de mayores emisiones en 2019?

  1. Fannie Mae, fundada en 1938 como parte del New Deal, es una empresa patrocinada por el gobierno de los Estados Unidos que se encarga de financiar ciertos sectores como, por ejemplo, el de la agricultura. Esta entidad ha sido pionera al emitir los Green Mortgage Backed Securities (GMBS), que es un tipo de garantía respaldada por una hipoteca o un conjunto de hipotecas “verdes” (alcanzaron 32 mil millones de dólares en 2019).
    En 2019, Fannie Mae emitió 23 mil millones de dólares, lo que representa un 9% del total.
  2. KfW, es un banco de desarrollo del gobierno alemán que se fundó en 1949 en el marco del Plan Marshall ([as siglas en español significan “Instituto de Crédito (o Banco de Crédito) para la reconstrucción”]. Emitió 9 mil millones de dólares al mercado, para financiar o cofinanciar proyectos de energía renovable y edificaciones verdes.
  3. The Dutch State Treasury Agency (DTSA) (o la Agencia Estatal del Tesoro Holandés) debutó con la emisión 6 mil millones de dólares en 2019, colocándose en tercera posición.

En la Imagen 3 podemos ver cómo 2019 fue testigo de un incremento de bonos procedentes de empresas no financieras, las cuales emitieron algo más del doble comparado con 2018 (acumularon 59 mil millones de dólares en 2019 vs 29 mil millones en 2018), representando, en 2019, un 23% del volumen total.

Las tres empresas no financieras que más emitieron pertenecen al sector energético: Engie (Francia), MidAmerican Energy (Estados Unidos) y Energias de Portugal SA (EDP), que juntas emitieron algo menos de 9 mil millones de dólares.

La empresa francesa Engie, que emitió 3,8 mil millones de dólares, ha escalado tres posiciones en el ranking desde 2018, y la empresa portuguesa EDP alcanzó la tercera posición en 2019, después de haber entrado en el mercado de bonos verdes a finales de 2018.

Imagen 3. Tipo de emisor, evolución desde 2014 a 2019.

Fuente: climatebonds.net.

Las empresas financieras han mantenido un crecimiento constante a lo largo del tiempo, con una emisión en 2019 de casi 55 mil millones de dólares (en 2018 emitieron 49 mil millones), representando un 21% del total. En las dos primeras posiciones encontramos empresas financieras procedentes de China: ICBC e Industrial Bank. Los bancos franceses Crédit Agricole y BNP Paribas alcanzan la tercera y la cuarta posición, respectivamente.

Las entidades estatales (government-backed entities) emitieron en torno al 15% de todos los bonos verdes en 2019: las francesas SNCF y Société du Grand Paris, la sueca Kommuninvest, la danesa Ørsted, y la alemana LBBW, que fueron las cinco entidades con mayores emisiones, con un volumen combinado de 14 mil millones de dólares.

Los soberanos (Sovereign), mantuvieron un fuerte ritmo de emisiones en 2019 y, como se puede ver en la imagen 3, desde 2016 han incrementado su porcentaje en el total.

El crecimiento de las emisiones de bonos verdes en 2019 ha sido excepcional, la entrada de nuevos países está abriendo la puerta a los mercados emergentes, así como a una mayor distribución mundial por países, aunque los tres grandes emisores son Europa, Estados Unidos y China, que, en conjunto, aglutinan la emisión del 77 del total (o 199 mil millones de dólares).

Autoría de la imagen: freepik

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print