Séneca y la toma de decisiones financieras

image_pdf

En un artículo publicado a principios de 2019 en el diario Financial Times (“How to make better financial decisions”, 30-1-2019), Jason Butler, experto en bienestar financiero y columnista de dicho periódico, responsable de la sección “The Wealth Man”, efectuaba algunas consideraciones acerca del proceso más adecuado para la adopción de decisiones financieras relevantes, como, por ejemplo, cuánto ahorrar con vistas a la jubilación.

Como primera providencia, destacaba que es fundamental plantearse las preguntas correctas (cuánto tiempo viviremos y en qué estado de salud, si heredaremos algo, si pretendemos dejar algo en herencia, cuál será la inflación…).

Evidentemente, no puede perderse de vista que, en los años venideros, el riesgo estará presente de forma permanente, y puede hacer que las cosas vayan peor de lo que creíamos. Como indica Butler, “cuantificar el posible impacto de un mal resultado y la probabilidad de que ocurra es esencial para calibrar lo que nos podemos encontrar, y por si se desea o se requiere hacer cambios ahora”.

Una vez perfilados los posibles escenarios, llega el turno de otra pregunta: ¿Entonces, qué?

La planificación financiera es el marco adecuado para modular las decisiones a lo largo del tiempo.

Butler trae a colación un pensamiento de Séneca (una de cuyas máximas inspira el código canónico de Edufinet, como hemos señalado repetidamente) como soporte del esquema defendido: “Nada le ocurre a un hombre sabio que no pueda esperar, como tampoco todas las cosas resultarán para él como deseaba sino como estimaba, y, por encima de todo, estimaba que podrían impedir sus planes”.

Imagen: Designed by iconicbestiary (Freepik.com)

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print