Mansa Munsa el hombre más rico de todos los tiempos

image_pdfimage_print

Fuente de la imagen: Niklas Asker

¿Es capaz una sola persona de provocar una crisis económica? La respuesta ya la adelanto: sí.

Comencemos hablando de quién fue Mansa Musa1 o Musa I de Malí, el décimo Mansa del Imperio de Malí entre 1312 y 1337, un Estado islámico del oeste africano y, según diversas fuentes, la persona más rica de toda la historia de la humanidad2, aunque, según otros medios como la revista Time, no es posible cuantificar de forma precisa la riqueza de Musa3. En todo caso, se le suele describir así: “Tan rico que nadie lo puede imaginar”.

Esto es debido a que en ese momento de la Historia, el Estado africano era el mayor productor de oro en el mundo, momento también en el que esta materia prima estaba muy demandada.

Fuente: Niklas Asker
Fuente: Niklas Asker

¿Cómo de rico era Musa? Para responder a esta pregunta es necesario ponerse en situación. Musa fue un devoto musulmán y, según el quinto pilar del islam, el musulmán debe peregrinar, al menos, una vez en su vida a La Meca. Si reparamos en la imagen, podemos ver una línea que nos muestra el camino que hizo Musa hacia la ciudad sagrada del islam.

Para Musa, el islam representaba la entrada al este del Mediterráneo, por lo que pasó mucho tiempo fomentando la religión dentro de las fronteras de su imperio. Comenzó con el peregrinaje entre los años 1324 y 1325, con un séquito que incluía a:

  • 60.000 hombres, todos bien vestidos con seda persa.
  • 12.000 esclavos cargados cada uno con barras de oro.
  • Heraldos vestidos de seda, que llevaban, nada más y nada menos, que bastones de oro.
  • Caballos y camellos, cargados de más oro.

Más o menos pueden se puede formar una imagen de lo rico que era Musa, pues, para el viaje más importante de su vida, llevaba tanto oro que se lo daba a los pobres y lo entregaba en las ciudades que estaban de paso, como El Cairo y Medina. Este viaje fue documentado por varios testigos presenciales a lo largo de su ruta, que se impresionaban por el despliegue de riqueza.

Era tal su costumbre de donar, dar y gastar, que él solo originó una depreciación masiva del oro en El Cairo, que duró 10 años, y eso que solo estuvo tres meses de visita en la capital. Según la empresa de tecnología estadounidense Smart Asset, se estima que la depreciación del oro provocó alrededor de 1.500 millones de dólares de pérdidas económicas en todo el Medio Oriente.

En otras ciudades como Medina y La Meca, la repentina afluencia de este preciado metal devaluó significativamente su cotización, lo que provocó un alza significativa en los precios. Musa se dio cuenta de lo que había provocado y, de regreso a su imperio, pidió prestado todo el oro que pudo a un elevado tipo de interés para así remendar lo que había hecho (otros cuentan, sin embargo, que se había quedado sin oro, simplemente).

Según el historiador árabe al-‘Umarī, que visitó La Meca doce años después de Musa, señaló la magnitud de la procesión como “una lujosa muestra de poder, riqueza y tamaño del lujo”.

Algunas fuentes creen que el peregrinaje fue una excusa para distraer la atención de Medio Oriente hacia el floreciente Estado africano. La creación de una recesión de tal magnitud podría haber tenido como propósito trasladar los mercados hacia Tombuctú o Gao, mostrando la riqueza de su nación. Fue tal la magnitud de este viaje que Musa apareció en el Atlas catalán de 1375.

Fuente: Bibliotheque Nationale, Paris, France
Fuente: Bibliotheque Nationale, Paris, France

[1] Mansa es un término militar que significa conquistador o emperador.
[2] https://forbes.es/emprendedores/8486/asi-fue-mansa-musa-la-persona-mas-rica-de-todos-los-tiempos/
[3] https://web.archive.org/web/20150824185817if_/http://time.com/hive.org/web/20150824185817/http://time.com/money/3977798/the-10-richest-people-of-all-time/

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print