La digitalización de las pymes

image_pdfimage_print

Artículo publicado en el Diario Sur con fecha 14/02/2022

Actualmente, la sociedad en la que vivimos está inmersa en cambios de diverso calado, aunque si hubiera que destacar uno por su relevancia con respecto a las pymes ese sería el del proceso de digitalización de la economía.

La creciente digitalización de procesos hace necesario que todas las empresas tengan que acometer tarde o temprano la transformación digital y la integración de la tecnología en los diversos ámbitos productivos.

Pero, ¿de qué tecnologías estamos hablando? Nos referimos a la inteligencia artificial, al machine learning, a la conectividad en la nube, al Internet de las Cosas (IoT, en inglés) o a la automatización robótica de procesos (RPA, en inglés). 

Por ejemplo, en el caso de la RPA hablamos de un proceso por el cual muchas de las tareas de carácter más repetitivo se realizan automáticamente por un software que actúa como si fuera un robot físico realizando tareas. Supongamos que la empresa recibe constantemente a través de su web peticiones de información sobre los productos que vende, que se reciben en el correo electrónico de la empresa. En el caso de contar con este software integrado, no se necesitaría a una persona gestionando este flujo de solicitudes, ya que el software se encargaría de analizar cada petición, clasificarla, almacenarla e incluso de responder por medio de una serie de respuestas predefinidas en función de la consulta planteada.

No obstante, iniciar el proceso de transformación digital conlleva una inversión de recursos que, dependiendo del punto de partida, puede llegar a ser importante, no sólo en términos financieros, sino también de tiempo y personas. ¿Por qué, entonces, podría ser beneficioso invertir en esta área?

Un motivo es por el incremento de la eficiencia y de la productividad. Por ejemplo, si en nuestro proceso productivo disponemos de una red de IoT, podremos saber en tiempo real cómo está funcionando la maquinaria que produce nuestros productos, cuánto tiempo ha estado inactiva, etc., lo que se traduce en un mejor mantenimiento y en una mayor productividad.

Otro motivo puede ser la mejora en la toma de decisiones por los gestores de la empresa. A lo largo de la vida corporativa, se recopilan datos que luego se tratan y se presentan para que, a quien le corresponda, tome las decisiones oportunas. El inconveniente está en que estos datos se refieren al pasado. Con un sistema de planificación (“Enterprise Resource Planning”, o ERP), los datos que se recopilan se pueden evaluar en tiempo real, mejorando, por tanto, la toma de decisiones.

A pesar de lo anterior y, desde el punto de vista de una pyme, iniciarse en el proceso de digitalización puede ser complejo, no sólo por una cuestión de conocimientos técnicos sino también por una cuestión de tiempo y recursos, ya que las pymes no cuentan con un personal amplio y esto se constata con datos del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, ya que el número de microempresas (de 1 a 9 asalariados) superó los 1,2 millones en febrero de 2021.

Por tanto, puede resultar conveniente contar con apoyo externo. Una iniciativa puesta en marcha a nivel nacional es la del “Kit Digital”, que es un programa que tiene como objetivo subvencionar la implantación de soluciones digitales para conseguir un avance significativo en el nivel de madurez digital de la empresa.

Lo que está claro es que, en general, la tendencia hacia una mayor digitalización es imparable, por lo que la inversión en este sector, aunque sea a medio y largo plazo, se antoja ineludible.

Edufinet es un proyecto promovido por Unicaja Banco y la Fundación Unicaja.

¿Quieres escribir en nuestro blog?

Estamos abiertos a colaboraciones, cualquier artículo que se quiera publicar nos lo pueden enviar a contacto@edufinet.com.

Los autores seleccionados recibirán un obsequio